Videovigilancia

Se denomina CCTV (circuito cerrado de T.V.) a la tecnología de vídeo vigilancia que nos permite controlar varias espacios y actividades en un mismo tiempo y en la que todos sus componentes están enlazados.
El circuito puede estar compuesto por cámaras de igual o distintas características que pueden reproducir las imágenes capturadas, para ello deben estar conectadas a un dispositivo de almacenamiento y/o a monitores si se desea ver a tiempo real. También existe la posibilidad de ver las imágenes en dispositivos conectados a la cámara por redes IP.
Forman parte de la seguridad activa en una instalación contra robos y control.
Suelen instalarse en locales donde es necesario instalar un sistema de grabación de imágenes, como previsión de posibles robos.
Igualmente se instalan en sistemas de vigilancia y control donde suele haber algún vigilante, por medio de las cámaras, vigila todos los puntos donde están instaladas.
Básicamente, los componentes de un circuito cerrado de T.V. son:
• Cámaras captadoras de imagen (cámaras)
• Monitores para la reproducción de imagen (monitores).
• Componentes grabadores y almacenamiento de imagen.
• Componentes y circuito de control.